EQUIPO DE INTERVENCIÓN INTEGRAL DE GERESA ATIENDE CASOS SOSPECHOSOS DE COVID-19 EN LANCHIPAMPA - INCAHUASI

No bajar la guardia. Tras el reporte de una muerte sospechosa de COVID-19 en el caserío de Lanchipampa en el distrito de Incahuasi, el Gobierno Regional de Lambayeque mediante la Gerencia Regional de Salud Lambayeque a través del Equipo de Intervención Integral, acudió a la zona para evaluar el estado de salud de los contactos directos del difunto. A su llegada, las brigadas se dieron con la sorpresa que familiares y vecinos participaban en velorio.

Ante el reporte del Puesto de Salud de Lanchipampa, sobre el deceso de una persona el pasado 7 de junio, inmediatamente el Equipo de Intervención Integral se desplazó hasta la zona, donde encontraron en el domicilio del difunto a un promedio de 20 personas entre familiares y vecinos reunidos velando los restos.

La brigada conformada por un médico y un biólogo, apoyados por personal sanitario del establecimiento de salud del caserío, realizaron la evaluación médica y aplicaron 17 pruebas de descarte de COVID-19 a los asistentes, tres de ellos rechazaron la intervención. Se detectaron seis casos positivos, dos de ellos se les exhortó acudir al hospital por su baja saturación de oxígeno.

El médico del Equipo de Intervención Integral, Dr. Daniel López Rojas, mencionó que en esta zona altoandina existen casos de COVID-19 e invocó a la población a tomar conciencia y respetar las principales normas de bioseguridad como lavado de manos, uso de doble mascarilla, distanciamiento físico y sobre todo evitar reuniones y aglomeraciones.

?Hemos encontrado que, a pesar de los esfuerzos de concientización del personal de salud, la población es un poco reacia a mantener las medidas de bioseguridad con respecto a no reunirse, no guardan el distanciamiento, no usan doble mascarilla y no acuden a tiempo al establecimiento de salud?, señaló el galeno.

El personal de salud de Lanchipampa, estará a cargo del monitoreo de los casos positivos, quienes ingresaron a un periodo de aislamiento domiciliario. También, continuarán con la vigilancia de personas con síntomas respiratorios para realizar la intervención oportuna, además, insistieron en que las personas pongan de su parte cumpliendo con las medidas de protección.

Es importante mencionar que tanto los velorios, como cualquier reunión social, significan un alto riesgo para propagar el virus entre los miembros de la familia y comunidad, poniendo en mayor peligro de casos graves a las personas vulnerables como adultos mayores o aquellos que presentan alguna comorbilidad.

EQUIPO DE INTERVENCIÓN INTEGRAL DE GERESA ATIENDE CASOS SOSPECHOSOS DE COVID-19 EN LANCHIPAMPA - INCAHUASI

No bajar la guardia. Tras el reporte de una muerte sospechosa de COVID-19 en el caserío de Lanchipampa en el distrito de Incahuasi, el Gobierno Regional de Lambayeque mediante la Gerencia Regional de Salud Lambayeque a través del Equipo de Intervención Integral, acudió a la zona para evaluar el estado de salud de los contactos directos del difunto. A su llegada, las brigadas se dieron con la sorpresa que familiares y vecinos participaban en velorio.

Ante el reporte del Puesto de Salud de Lanchipampa, sobre el deceso de una persona el pasado 7 de junio, inmediatamente el Equipo de Intervención Integral se desplazó hasta la zona, donde encontraron en el domicilio del difunto a un promedio de 20 personas entre familiares y vecinos reunidos velando los restos.

La brigada conformada por un médico y un biólogo, apoyados por personal sanitario del establecimiento de salud del caserío, realizaron la evaluación médica y aplicaron 17 pruebas de descarte de COVID-19 a los asistentes, tres de ellos rechazaron la intervención. Se detectaron seis casos positivos, dos de ellos se les exhortó acudir al hospital por su baja saturación de oxígeno.

El médico del Equipo de Intervención Integral, Dr. Daniel López Rojas, mencionó que en esta zona altoandina existen casos de COVID-19 e invocó a la población a tomar conciencia y respetar las principales normas de bioseguridad como lavado de manos, uso de doble mascarilla, distanciamiento físico y sobre todo evitar reuniones y aglomeraciones.

?Hemos encontrado que, a pesar de los esfuerzos de concientización del personal de salud, la población es un poco reacia a mantener las medidas de bioseguridad con respecto a no reunirse, no guardan el distanciamiento, no usan doble mascarilla y no acuden a tiempo al establecimiento de salud?, señaló el galeno.

El personal de salud de Lanchipampa, estará a cargo del monitoreo de los casos positivos, quienes ingresaron a un periodo de aislamiento domiciliario. También, continuarán con la vigilancia de personas con síntomas respiratorios para realizar la intervención oportuna, además, insistieron en que las personas pongan de su parte cumpliendo con las medidas de protección.

Es importante mencionar que tanto los velorios, como cualquier reunión social, significan un alto riesgo para propagar el virus entre los miembros de la familia y comunidad, poniendo en mayor peligro de casos graves a las personas vulnerables como adultos mayores o aquellos que presentan alguna comorbilidad.