PLAN HIDRAULICO REGIONAL

Formulado por el PEOT, constituye una importante estrategia para abordar de manera eficaz el riesgo de desastres por inundaciones y sequías en la región Lambayeque, con miras a impulsar el desarrollo económico integral y sostenible involucrando de manera equitativa a todos los valles.

La región Lambayeque es una de las más vulnerables del Perú a los riesgos de desastres por inundaciones y sequías, lo cual se ve reflejado en nuestro pasado histórico, ya que este fenómeno está muy vinculado a la extinción de algunas de nuestras culturas pre-incas y verificable en los registros que se tienen sobre los eventos recientes del fenómeno El Niño, siendo los más cercanos y documentados, los de 1925, 1983 y 1998; en el primer caso, las inundaciones se extendieron hasta la ciudad de Lambayeque y en el segundo, las ciudades de Mórrope, Ferreñafe, Illimo, Túcume, entre otras

El Plan contempla cuatro líneas principales de acción o programas:

PROGRAMA 1 : Obras de Regulación Hídrica.

En Lambayeque, se tiene previsto la construcción de por lo menos 19 presas de embalse ubicados en puntos estratégicos de todos los valles de la región, a fin de reducir desbordes de ríos y regular el riego.

La meta es regular más de 400 MMC en total. La inversión en obras para este programa, se estima en $600 Millones de Dólares. Las pérdidas económicas evitadas, de presentarse un evento FEN extremo, es más de $ 900 Millones de Dólares (ciudades, vías, puentes, infraestructura de riego, infraestructura eléctrica, terrenos de cultivo, etc.), además de protegerse nuestro patrimonio arqueológico (pirámides del valle La Leche), así como la protección de vidas humanas.

Actualmente se tienen avances significativos en el Programa de Regulación Hídrica, de tal manera que, gracias al apoyo decisivo del Gobierno Regional, de los 19 proyectos de presa, se ha iniciado los estudios de preinversión de 05 de estos proyectos, para las presas de La Montería, Las Delicias, Chóchope, Cruz de Colaya y el Hidráulico Sicán.

PROGRAMA 2 : Obras de Prevención
(Defensas Ribereñas y Drenaje Pluvial Urbano):

Es importante implementar un programa de defensas ribereñas con un enfoque de visión integral, que comprenda el tratamiento de los causes principales de los ríos en toda su longitud (Zaña, Chancay, La Leche, Motupe, Olmos, Cascajal), y a partir de ahí, establecer los tramos críticos, de manera tal, que no se traslade de una zona a otra, el riesgo de desbordes, sino, que se controle y reduzca, de manera efectiva este riesgo, lo cual solo se logra, cuando se analiza el río en toda su dimensión. Al respecto, ya se tiene una primera propuesta para el caso del río Chancay – Lambayeque, en un tramo de 94 Km.

Se tiene previsto además, en coordinación con los Gobiernos Provinciales, la implementación de Sistemas de Drenaje Pluvial Urbano, integrados a la red de drenaje del Sistema Tinajones.

Para el caso de Chiclayo, ese sistema de drenaje pluvial, tiene que estar debidamente planificado e integrado al Sistema de Drenaje Agrícola D-3000, para garantizar la evacuación al mar.

Sistema de Evacuación de Aguas Pluviales en el Ambito del Dren D-1000

Lambayeque tiene una topografía que facilita el escurrimiento de las aguas en gran parte de la ciudad, sin embargo, las aguas provenientes de los terrenos agrícolas ubicados en la parte Nor-Este, drenan hacia la ciudad, así como los desbordes del río La Leche, también discurren hacia Lambayeque, con mayor riesgo sobre el sector Mocce, lo mismo que los aportes de las quebradas Río Loco y Sencie, por lo tanto, es importante implementar el proyecto para adecuar el sistema de drenaje D-1400.

Lo mismo ocurre con la ciudad de Ferreñafe, la misma que fue inundada en su extremo Este en 1998, principalmente por los desbordes de la quebrada Río Loco, a través del dren D-1700, junto con los desbordes del canal Taymi; regular las descargas de esta quebrada sería una medida muy importante para reducir este riesgo, a lo cual se sumaría el tratamiento del dren D-1700.
La ciudad de Picsi, también es altamente vulnerable a los desbordes de las quebradas, principalmente de la quebrada Vichayal, como lo ocurrido en 1998. El tratamiento del dren D-1400 sería una importante medida a implementar.
Estas ciudades se ubican en el ámbito del sistema de drenaje D-1000 y con una adecuada planificación puede ser el medio eficaz para reducir el riesgo de inundaciones.

PROGRAMA 3 : Desarrollo Agrícola Regional

La región Lambayeque cuenta con una superficie agrícola bajo riego, de alrededor de 140,000 ha, de las cuales, cerca de 90,000 se desarrollan en el valle Chancay – Lambayeque, bajo riego regulado, el resto de áreas de los otros valles, se desarrolla a expensas del comportamiento natural de las descargas de los ríos, con un alto riesgo en términos de suministro de agua. La presente propuesta busca, Mejorar la Infraestructura Mayor de Riego de los valles (bocatomas, canales principales y redes de drenaje) permitiendo ampliar la frontera agrícola en más de 40,000 ha como una Primera Fase, a lo que se sumaría una Segunda Fase orientada a impulsar la Tecnificación del Riego (implementación de Sistemas de Riego Presurizados en todos los valles), complementando de manera planificada con un programa de “aprovechamiento de aguas subterráneas” afianzando la oferta hídrica y facilitando el drenaje vertical de los suelos, siendo el objetivo final, mejorar la calidad de nuestra agricultura, con miras a desarrollar una agricultura agroexportadora, eficiente y sostenible. Estos sistemas de riego presurizados permitirán disponer de un excedente de agua para ampliar nuestra frontera agrícola en más de 25,000 ha, con lo cual, en el largo plazo, la frontera agrícola regional, incluyendo las 42,000 ha de la Primera Fase de Olmos, superará las 240,000 ha, duplicando el actual PBI agrícola regional.

PROGRAMA 4 : Desarrollo Hidroenergético.

Se vislumbra un importante crecimiento de la demanda de energía, no solo para consumo poblacional, sino también, para uso industrial en nuestra región y para abastecer parte de la demanda energética nacional; con la construcción de las presas de regulación en los valles, se crearán condiciones favorables para implementar pequeñas centrales hidroeléctricas que permitirían cubrir esta demanda de energía, además de generar excedentes para alimentar al Sistema Interconectado Nacional, a lo cual se sumarian, otros proyectos pendientes de desarrollar para la generación de energía : Central Huallabamba, Central Mal Paso, Centrales I y II en el río Chancay, aguas arriba de Cirato, entre otras que en conjunto superan los 150 MW de potencia.

Descargar Plan Hidraúlico Regional